Actualidad / Noticias
01 de Marzo 2021 | Café

El clima en Brasil divide a los analistas sobre las pérdidas de la cosecha de café

Primero, no llovió lo suficiente. Luego vino la inundación. Las oscilaciones fueron tan fuertes en Brasil, el mayor proveedor de café del mundo, que ahora existe una gran división entre los analistas sobre el impacto de la inestabilidad climática en la cosecha.

(Bloomberg) Las predicciones para la cosecha de café arábica de 2021 varían ampliamente, de solo 25 millones de sacos a 36 millones. Como cada saco pesa 60 kilos, la diferencia es de unas 660 mil toneladas, suficiente para cubrir el consumo estadounidense durante casi cinco meses.

Las preocupaciones sobre la producción de café de Brasil ayudaron a impulsar los futuros de arábica en más del 10% este mes, y los precios se están negociando cerca del nivel más alto desde diciembre de 2019. Las cosechas más pequeñas en Centroamérica empeoran la perspectiva de un suministro justo cuando la economía mundial se prepara para reabrir y reactivar la demanda.

Jorge Esteve, vicepresidente de la Empresa Interagrícola, una unidad de Ecom Trading, se encuentra entre los optimistas de que las lluvias recientes mejorarán las condiciones de los cultivos. La empresa estima una producción de 33 millones a 34 millones de sacos.

En 2021, los caficultores de las regiones de Arábica cosecharán el ciclo semestral de baja productividad, que se vio afectado por la sequía.

Las lluvias recientes "han sido suficientes para detener las pérdidas" de la sequía que afectó el desarrollo inicial de la cosecha de 2021, y la humedad puede incluso aumentar levemente la productividad, dijo Esteve. Además, no le preocupa que el clima seco haya reducido el potencial para la cosecha de 2022.

El año que viene, habrá "una muy buena cosecha", dijo. Y, para el 2021, “somos muy optimistas de que las lluvias serán muy útiles para la productividad”, dijo en una entrevista telefónica en el Puerto de Santos.

En el otro lado del debate está Regis Ricco, director de RR Consultoria Rural. Incluso con las buenas lluvias recientes, en su opinión, las perspectivas para 2021 todavía indican que la cosecha de arábica caerá en más de la mitad, a 25 millones de sacos, en comparación con los 53 millones de sacos del año pasado. Y para lograr ese pronóstico, el clima debe seguir siendo favorable durante el resto de la temporada, dijo por teléfono.

La analista Judy Ganes, que está realizando una segunda gira por las principales regiones productoras de granos de Arábica y Robusta en Brasil, también es más pesimista sobre las perspectivas de la cosecha.

Incluso con las lluvias recientes y la previsión de un mayor volumen de precipitación, la sequía fue tan fuerte que incluso puede reducir la cosecha de 2022, dijo por teléfono desde Minas Gerais. Según Ganes, la falta de humedad ha eliminado del 20% al 30% del potencial de crecimiento en las áreas más afectadas el próximo año, dijo.

"La cosecha no es uniforme y los agricultores dijeron que no recuperarán el costo de la cosecha del café", dijo Ganes. “Las fincas cafeteras de baja altitud, en su mayoría mecanizadas, han sufrido más. Las granjas en altitudes más altas se han visto menos dañadas ".

Algunos productores creen que "el tamaño del grano será menor de lo normal y la calidad no será buena", dijo. La producción para el próximo año "definitivamente se ha visto comprometida", agregó Ganes.

Fuente: Bloomberg


boletin

Manténgase informado de nuestras últimas noticias y cursos

* indicates required