Actualidad / Noticias
03 de Noviembre 2021 | Café

Resistiendo la crisis: el desempeño de cafetaleros y cacaoteros en pandemia

Mientras el país se recupera de la recesión, los productores se han beneficiado de un contexto favorable y diversifican sus ingresos.

El 2020 dejó un saldo negativo no solo en materia de salud, sino también en la economía de millones de familias de nuestro país. Entre el 2019 y 2020 hubo un aumento notable de la pobreza total (+9.9%), urbana (+11.4%) y rural (+4.9%), y un incremento significativo de la informalidad (+4.6%). Cifras que significaron un retroceso de 10, 13, 6 y 11 años, respectivamente.

A pesar de ello, el sector agropecuario su mantuvo activo, pues de el depende gran parte de la seguridad alimentaria de nuestro país y una parte importante del comercio internacional a través de sus productos de agroexportación. En este sentido, ¿Cómo les fue a los productores de café y de cacao?, ¿cómo les afectó la coyuntura? y ¿de qué manera respondieron?


Incidencia de la pobreza 
Contrario a la tendencia nacional, la incidencia de pobreza en los sectores de café y cacao, se redujo. Entre el 2019 y el 2020, más de 8 mil cafetaleros y 48 mil cacaoteros dejaron de ser pobres en el país, lo cual significó reducciones del 3% y 3.5% en las tasas de pobreza, respectivamente. 

Al considerar la situación de los últimos diez años (ver gráfico 1), se puede corroborar que la dinámica socioeconómica de las familias cafetaleras y cacaoteras se ha mantenido estable a pesar de los estragos ocasionados por la pandemia.

Gráfico 1. Evolución de la pobreza nacional y en los productores


Fuente: Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), varios años.

Si bien la pobreza no ha aumentado en ambos sectores, esto no indica que la situación económica no haya sido difícil, ya que para la identificación de la pobreza se toman en cuenta los diferentes rubros de ingresos (aproximada por el método del gasto), incluidos los provenientes de transferencias del Estado, remesas y otros ingresos extraordinarios, razón por la cual, su estado real puede estar atenuado por esas fuentes no laborales. 


Ventas y estrategias de ingresos
Una manera de rastrear los impactos subyacentes de la pandemia en ambos casos es a través de una mirada a los ingresos propios del sector. El indicador más útil es el peso de los ingresos por venta del café o cacao dentro de los ingresos totales del hogar (ver gráfico 2). 

Gráfico 2. Participación de las ventas de café y de cacao en los ingresos totales del hogar

Fuente: Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), varios años.

Análisis de la actividad cafetalera
Para el café, los ingresos tuvieron un impacto adverso, puesto que el peso de las ventas de café sobre el total de ingresos tuvo una variación mayor en el periodo 2019-2020 en comparación con el periodo 2015-2019. Es decir, la actividad cafetalera, en el contexto de pandemia, tuvo una caída significativa dentro de la composición de los ingresos familiares. 

Lo anterior, tiene dos implicaciones. Por un lado, significaría que los ingresos anuales por venta de café cayeron (la encuesta indica que pasaron de 3.5 mil soles en el 2019 a 3.4 mil soles en el 2020, en promedio) y, por otro lado, que las otras fuentes de ingreso adquirieron mayor protagonismo (la encuesta sustenta que los ingresos de otras fuentes pasaron de 11.6 mil soles a 14.5 mil soles, en promedio). Esto último quiere decir que las familias cafetaleras probablemente adoptaron estrategias de diversificación de ingresos como nuevos cultivos o emplearse en otras actividades para estabilizar sus economías.

Análisis de la actividad cacaotera
En el caso del cacao, el peso de los ingresos por venta de cacao en el total de ingresos aumentó entre el 2019 y el 2020 pasando del 12% al 13.2%. Este cambio puede deberse, o bien a un aumento nominal de las ventas de cacao superior a las otras fuentes de ingreso, o bien a una reducción de los otros ingresos.

La revisión de la encuesta corrobora que los ingresos por venta de cacao casi no se movieron entre el 2019 y 2020, por lo que el cambio de la importancia del cacao en los ingresos totales se debe a una reducción de las otras fuentes de ingresos. Lo anterior deja en claro que las transferencias estatales no pudieron contrarrestar la reducción de las otras fuentes de ingresos de los cacaoteros.


Fuente: Pixabay

Más allá de las dificultades, es importante señalar que tanto los productores de café como de cacao tuvieron un desempeño positivo, lo cual se vio reflejado en las reducciones de la incidencia de pobreza a pesar de la crisis sanitaria. Valdría la pena señalar que, pese a las complicaciones logísticas ocasionadas por la pandemia (dificultades de acopio, de envíos, etc.), las condiciones externas sí fueron favorables para la producción interna; y el campo ha respondido manteniendo sus niveles de producción. 

Efectos del precio
En el caso del café, la tendencia positiva de los precios internacionales ha jugado un papel muy importante en la economía de las familias productoras, pues permitieron atenuar la volatilidad de los mercados internacionales sobre todo en los meses de mayores restricciones a nivel mundial. 

En el caso del cacao, el factor precio también representó un elemento positivo para la economía de las familias productoras, pues el precio promedio de los envíos al exterior pasó de 2.5 mil USD en el 2019 por tonelada a casi 2.7 mil USD por tonelada en el 2020.

En ambos casos, la volatilidad de los precios es un factor a considerar. En tanto la producción mundial se recuperé y con ello, los niveles de inventarios previos, los precios pueden caer a los niveles previos o cercanos.

Gráfico 3. Evolución de los precios internacionales de café y cacao
Fuente: Intercontinental Exchange (ICE)(café), International Cocoa Organization (ICCO) (cacao). Nota: Ambos hacen referencia a los precios indicativos de la Bolsa de Nueva York.

¿Cómo se cierra el año 2021 en ambos sectores? 
Para el sector cafetalero, la perspectiva es que la recuperación de los niveles de exportación sea el escenario más viable sobre todo porque las economías más grandes del mundo consumidoras de café ya han retomado la dinámica de sus actividades económicas y casi ya se han eliminado globalmente la mayor parte de las restricciones. Esto, sumado al mantenimiento de los precios internacionales del café al alza, da signos alentadores. 

Por el lado del cacao, el panorama también se torna alentador sobre todo por las iniciativas internas de las agencias de cooperación internacional que fomentan la producción y comercialización de este cultivo en el país. Puede que el único revés actual sea el precio promedio de los envíos (entre enero y agosto del presente año) que han tenido una ligera caída (2%) con respecto al año pasado (enero y agosto, 2020); sin embargo, los precios internacionales van mostrando signos de recuperación en los últimos dos meses (agosto y setiembre). 

Se espera, por lo tanto, un cierre de año con miras a la recuperación de las dinámicas tanto del sector cafetalero como cacaotero en el Perú.



Dato:
La Cámara Peruana del Café y Cacao, en coordinación con la Cooperación Suiza y en el Marco del Proyecto Alianza para el Café Sostenible y Competitivo, trabaja en lineamientos y planes de promoción que contemplan entre sus objetivos la promoción del consumo interno del café, que a su vez contribuye con disminuir la incidencia de la pobreza en los cafetaleros peruanos al tener un incremento de sus ingresos. En este sentido continuaremos elaborando artículos y contenido en el que el consumidor pueda enterarse de cerca cómo es la actividad cafetalera actual. 




boletin

Manténgase informado de nuestras últimas noticias y cursos

* indicates required