Actualidad / Noticias
15 de Enero 2019 | Café

Eduardo Montauban, el Caballero del Café

Lider gremial empresarial de amplia trayectoria falleció el sábado 12. Dedicó 42 años al sector

El sector cafetalero y cacaotero peruano está de duelo, don Eduardo Montauban Urriaga, Gerente General de la Cámara Peruana de Café y Cacao nos ha dejado. Se pierde un importante promotor del sector, que por más de 42 años trabajó por un país con cultura cafetalera y cacaotera.

El Sr. Montauban llegó al sector en 1976 a la Empresa Pública de Comercialización de Harina y Aceite de Pescado (EPCHAP), como analista de café encargado de las estadísticas sectoriales y responsable gestionar los certificados de origen de la Organización Internacional del Café-OIC. En la década de 1980 pasó por diversas instancias públicas: Gerente de Productos de Exportación de la Empresa Nacional de Comercialización de Insumos (ENCI), Director de la antigua Junta Nacional del Café desde donde gestionó el Fondo Nacional del Café del Perú.  

En 1991 es invitado a gerenciar la naciente Cámara de Exportadores de Café, hoy Cámara Peruana de Café y Cacao (CPC). Desde la CPC ha impulsado procesos claves: el primer proyecto de producción de café orgánico, la implementación de normas técnicas, la reducción y posterior eliminación de la penalidad para la entrega de café peruano a la Bolsa de Nueva York (NYBT), además ha propiciado la formación de más de 1,400 catadores de calidad del café. Su gestión deja dos eventos transcendentales: la Convención Nacional del Café y Cacao, que con 21 ediciones es el espacio técnico de mayor continuidad; y el reciente Concurso de Cafeterías de Lima. Además Eduardo presidia los Comités de Normas Técnicas de Café y Cacao, fue presidente del Comité de Expo Café y miembro del Consejo Nacional del Café. 

El 2017 fue seleccionado como finalista para el cargo de Director Ejecutivo de la Organización Internacional del Café (OIC), la principal organización intergubernamental que se ocupa de asuntos cafeteros desde 1962. La OIC reúne a gobiernos de países exportadores e importadores para abordar, mediante cooperación internacional, los desafíos que enfrenta el sector cafetero mundial. Sus Miembros representan el 98% de la producción mundial.

Eduardo fue una persona de principios: puntualidad, transparencia, caballerosidad, lealtad y decencia. Todos sus amigos lo consideran una persona especial, y como pocas, de suma confianza, gran bondad y buen corazón.  Fue también muy detallista, amante del arte, en particular pintura, cine y música; era también un conversador excepcional.

Su partida nos deja varias lecciones, reseñamos algunas: (i) no desmayar ni dejarse vencer; (ii) debemos elevar el nivel de la discusión, buscar a la mejores técnicos; (iii) ser metódico; y (iv) siempre agradecer. Eso lo podemos ver su perseverancia en la Cámara, las cientos de cartas de agradecimiento que ha enviado cada exponente de los eventos que dirigió. 

Cómo institución, nos toma asumir su partida y seguir el trabajo que le confiamos, reemplazar a quien por 27 años ha dado es un reto, pero su sendero y la personalidad que le ha trasmitido a la Cámara garantiza que nos mantendremos por el camino correcto.

Se va alguien que como pocos, que a punta de carácter, bondad y perseverancia se ha ganado un gran lugar en el sector café y cacao del Perú, no habrá alguien con la voz ni presencia de Eduardo.


boletin

Manténgase informado de nuestras últimas noticias y cursos

* indicates required