CAFÉ

La Cámara Peruana del Café y el Cacao se fundó en octubre de 1991, desde entonces reúne a las principales empresas privadas del sector (productores, exportadores e industriales). Nuestro trabajo está orientado básicamente a la difusión y promoción de la actividad cafetalera peruana en el mundo.

En la Cámara participan empresas nacionales e internacionales, sean estas grandes o pequeñas. Nuestros socios operan en los distintos eslabones de las cadenas de valor de café y cacao, representado el 70% del café exportado por el Perú.

La visión de la Cámara está orientada a la calidad y competitividad del producto peruano. Hace 15 años instalamos el primer laboratorio independiente de control de calidad de café. Desde sus comienzos, somos parte de todos los comités de Normas Técnicas de café y cacao.

Café y Cacao son cultivos claves para el desarrollo del país: manejados por pequeños productores en zonas rurales de selva, son actividades que dinamizan los negocios locales y coadyudan a la inserción de campesinos de subsistencia en mercados dinámicos. Según el último censo agropecuario, el café es el cultivo de mayor extensión, en tanto, el cacao el cultivo de mayor crecimiento en los últimos 15 años. Se trata de productos que exportamos y donde el rol de los socios de la cámara es clave.

El siglo XXI plantea nuevos retos, las empresas deben profundizar su trabajo con los productores, superando problemas de clima o enfermedad que afectan tanto productividad como calidad. Problemas como la roya del café o semillas, manejo post cosecha, emisión de carbono o huella hídrica afectan al pequeño productor, casi siempre desorganizado y con bajo acceso a servicios técnicos.

 

Hemos orientado nuestro trabajo a acciones concretas que respondan a esta necesidad, acciones beneficiaran a todos y deben ser difundidas. De un lado, en alianza con otros gremios e instituciones somos parte de plataformas y espacios claves, de otro, implementaremos un proyecto de adaptación del café al cambio climático y pondremos en disposición del sector, herramientas que permitan eficazmente resolver este problema.

La sostenibilidad del cultivo comienza con la sostenibilidad del productor y el recurso humano, más de 1 de millón personas estamos involucradas en los distintos segmentos: productores, proveedores de servicios, asociaciones, cooperativas, Estado, gobiernos locales, empresas y traders estamos involucrados.

Suscríbase a nuestro boletín

Manténgase informado de nuestras últimas noticias y cursos