COINCA. Urs Kindler en Perú

Publicado por
Comunicaciones CPCC
22 May 2017

COINCA. Urs Kindler en Perú

Café: ¿Qué falta para acercarse a la calidad de Colombia?

 

Urs Kindler, gerente general de Actividades Agrícolas del Grupo Neumann

El grupo comercializador Neumann dice que “automáticamente” pagaría más por quintal, si mejora la calidad en taza del café de Perú. 

El grupo Neumann Kaffee Gruppe, que agrupa a 28 compañías comercializadoras de café verde alrededor del mundo, proyecta adquirir unos 700 mil sacos de los 4 millones que producirá Perú este año. La compañía podría pagar entre US$0.10 y US$0.15 más por quintal (46 kilos) si la calidad en taza de grano se acercase a la de Colombia, sostuvo Urs Kindler, responsable del negocio del grupo en México, Honduras, Costa Rica, Perú, Kenya y Tanzanía, en conversación con El Comercio.

“Perú tiene una chance de crecer siempre que haya ayuda del gobierno en escuela de campo para mantener la finca y en infraestructura para procesar café”, sostuvo el trader.  “Si la producción sigue creciendo, que es lo que veo en el país, falta infraestructura para mantener la calidad del grano, lo que tiene un impacto en el precio”, resaltó.

Explicó que dichas inversiones permitirían al grupo pagar precios “justos” en relación a la calidad en taza, sin necesidad que el café cuente con el sello de “comercio justo” (fair trade, en inglés). “Hay que mejorar la preparación para tener una mejor taza y automáticamente podemos pagar mejores precios”, señaló y explicó que el mundo entiende el concepto de calidad de café en Colombia con un premio de US$15 el quintal. “El precio justo sería pagado a través de su calidad”, sostuvo.

Al respecto, Kindler señaló que pese a ser un producto cuyo precio es volátil, no suele sufrir “shocks” ante crisis económicas, ya que su consumo aumenta al ritmo del crecimiento de la población. En ese sentido, precisó que en el mundo se consumen hoy unos 155 millones de sacos de café y se esperan que el volumen alcance los 200 millones hacia 2030. “El café es un producto con demanda inelástica. Es un tema de hábito. La productividad de cada país se adapta rápido a la situación económica: si el precio está bajo, la gente para de producir; cuando el precio está alto, aumenta [la producción]”, dijo.

Por último, acotó que el mercado también premia la producción sostenible del café. “Lo que le importa al consumidor final es que el café genere una actividad económica sana”, dijo y resaltó que la filosofía busca desterrar la explotación de mano de obra infantil, garantizando un ingreso mínimo al caficultor.

Datos:
►Las exportaciones de café peruano sumaron US$700 millones en 2016.
►1% crece la demanda global de café por año.

OTRAS NOTICIAS

REDES SOCIALES

Estar al día de nuestros eventos e información adicional a travéz de twitter y más
fb tw yt

SUSCRÍBETE

A NUESTRO BOLETÍN

Para recibir las últimas novedades del café y cacao

23 comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *